Cuando vas a tener un bebé, son tantas las cosas que hay que comprar que puede resultar abrumador, pero es algo normal, y mucho más si sois padres primerizos.  

Uno de los elementos más importantes a elegir es el carrito de bebé, ya que te acompañará a ti y a tu bebé en sus primeros meses y años.

Probablemente te estés preguntando cuándo es el mejor momento para comprar el carro del bebé, así que te damos todas claves para saber cuándo es la ocasión perfecta para hacerlo.  

¿Qué carro comprar para mi bebe? ¿Cómo elegir el carrito de bebe perfecto?

El tiempo con el que debes comprar el carro del bebé es primordial, no es recomendable esperar a las semanas previas al parto, ya que, llegado el momento, puede generarte un estrés gratuito.

Un buen momento para comprar el carro del bebé es en el quinto mes de embarazo. Ya en ese mes debemos saber que todo está bien, que el embarazo marcha con naturalidad, y vamos estando un poco más tranquilos.

Es mejor hacerlo con esa antelación por varias razones. En primer lugar, porque hay muchos modelos en el mercado de diferentes precios y te costará elegir, y, segundo, una vez que lo encargues, suele tardar en llegar de 1 a 2 meses. Esto no es en todos los casos, pero por lo general, suele tardar.  

Así que, mejor ser precavidos e intentar realizar el encargo con antelación suficiente para que tengamos tiempo de reaccionar en caso de que surja algún problema.

doña coletas blog silla de coche

Tipos de carros de bebe

A la hora de elegir el carro más adecuado para el bebé, tenemos que valorar muchas cosas: si solemos viajar en coche, en transporte público o si, en cambio, te desplazas a pie con el pequeño

Por eso, encontrar el cochecito ideal para pasear al pequeño no es sencillo. Además, según la reputación que tenga la marca que elijas, el precio variará.

Así que seguro que puede ayudarte conocer qué tipos de carros de bebé existen:

Carritos clásicos

Los carritos de bebé clásicos son una de las opciones más simples y baratas

Está equipado con cuatro ruedas: simples o dobles. El material del que suelen estar hechos, es plástico y compactos.

Generalmente, se trata de un tipo de coche que se utiliza en superficies planas, ya que son menos manejables que la mayoría de los coches que se pueden encontrar.

Capazos

El capazo es como un nido para el bebé. Le protege de los ruidos de la calle y de las luces demasiado fuertes. Por eso es tan importante elegir bien el capazo del bebé.

El capazo, también llamado “cuco” debe estar hecho de materiales naturales, con buena circulación de aire, con respaldo elevable por si está resfriado o tiene reflujo.

Los buenos capazos cumplen a la perfección con esa primera cuna en la que el bebé se siente protegido y podemos transportarlo con facilidad allá donde vayamos.

En el mercado podemos encontrar diferentes tipos de capazo: blandos, rígidos y convertibles.

Portabebés

Su uso principal es el de transportar a nuestro bebé en el coche en sus primeros meses de vida (siempre a contramarcha).

Permite llevar al bebé desde el coche con la mano por su asa, o bien, en el carrito con el adaptador

No se recomienda utilizar el portabebés, también llamado maxi – cosi, para pasear con el bebé, ya que el peque se encuentra en una posición de flexión de cuello y tronco.

¿Puedo convertir un cochecito individual en sistema dúo o trío?

Antes de contestar a la pregunta, vamos a hacer una breve descripción de cada sistema:

  • Dúo. Es el cochecito de bebé, compuesto por el capazo y la silla de paseo. El capazo lo usaremos desde el nacimiento hasta que el bebé pueda sentarse y mantenerse por sí solo. La silla la usaremos cuando el peque ha fortalecido su cuello y su espalda. Ambas piezas tienen distintas posiciones para favorecer la evolución natural del bebé.  
  • Trío. Cuando el cochecito además de esas dos piezas incluye una tercera, que es el portabebés, con el que poder transportar a nuestro pequeño. Estos se pueden fijar de dos maneras al coche: con los cinturones o con el sistema Isofix.
bugaboo fox 3 carrito de bebé

Ahora que sabemos el significado de ambos sistemas, la respuesta a si puedes convertir un cochecito individual en sistema dúo o trío, es sí. Únicamente debes tener en cuenta y asegurarte de que existe compatibilidad entre accesorios.

Factores a tener en cuenta para elegir el mejor momento para comprar el carrito del bebé

Para evitar arrepentimientos, os damos algunos consejos sobre cuándo comprar el carro del bebé y los factores que se deben tener en cuenta:

  • La edad del bebé: debemos pensar si queremos un cochecito para usar desde el nacimiento, o, por lo contrario, nuestro bebé ya camina. Valora si prefieres un sistema de viaje que incorpore capazo y silla de coche, o si prefieres comprar una silla apta desde el nacimiento y los accesorios compatibles aparte.
  • Tipo de uso que le daremos: debemos valorar si le vamos a dar un uso urbano o rural. En caso de necesitar un carro más para ciudad, tendrá que ser versátil, maniobrable y ligero para conducirlo con facilidad por aceras y calles. En cambio, si le vas a dar un uso rural, necesitarás un cochecito de ruedas anchas que pueda conducirse en toda clase de terrenos.
  • Las características de la casa: la casa y el cochecito del bebé tienen que combinar. Hay que tener en cuenta si hay ascensor o subiremos con el carrito por las escaleras. Si es así, debe ser un carrito de fácil plegado, y que pueda ser transportado también con una sola mano para poder coger al bebé con la otra.
  • El tamaño del maletero del coche: el cochecito debe ser compatible con el maletero de nuestro coche. Tiene que caber cómodamente dentro del cubículo, teniendo en cuenta que debería quedar espacio para cualquier otra cosa que queramos guardar. También hay que tener en cuenta en este punto el peso del cochecito. Debe tener un peso moderado como para poder levantarlo y colocarlo dentro del maletero sin demasiado esfuerzo.
  • Los conductores del cochecito: hay que pensar también en quiénes serán los conductores habituales del cochecito y su estatura. En base a ello, elegiremos un manillar más alto, más bajo o regulable.
  • Las dimensiones: son muy importantes, sobre todo a la hora de meterlo en ciertos sitios, como ascensores o en el propio maletero de nuestro coche.
como vestir un capazo