El nacimiento de un bebé es una gran alegría, pero también es un compromiso. Por eso, cuidar a tu bebé tiene mucho de sentido común, pero también requiere de preparación.

Así que, si sales a pasear con tu pequeño aprovechando la primavera, aquí tenemos unos sabios consejos que te ayudarán en esa salida especial.

Y recuerda, podrás cuidar a tu bebé de una manera más fácil, si tienes todos los accesorios que se necesitan en el momento adecuado. A continuación, te diremos todo lo que tienes que evaluar, en tu paseo primaveral con el bebé.

Viste al bebé de acuerdo a la ocasión

Recuerda que la piel de un bebé es muy delicada y ellos son muy sensibles a los cambios de temperatura propios de la primavera. Esto quiere decir que, puedes vestirlo con una capa extra de ropita para protegerlo, ¡pero no exageres!

Lo importante es que esté protegido, pero muy cómodo. La ropa para bebé está fabricada en telas suaves para ese propósito.

El algodón es el material más agradable para los bebés cuando llegan los días de sol y cuando suben las temperaturas. En ese caso, el algodón ayuda a la evaporación del sudor del bebé, además de ser suave y proteger la piel del pequeño.

Cubre su cabecita

En las mañanas, la temperatura puede estar un poco baja para el bebé, así que, al salir, cubre su cabeza incluyendo las orejitas. Puedes usar una capucha, un gorrito de lana, o una cinta de algodón.

Recuerda siempre comprobar que el bebé se sienta cómodo con lo que le pongas. Si se siente incómodo, él te avisará, así que comprueba su reacción.

Préstale atención a tu bebé si llora

Hablando de avisos, un bebé no te podrá decir si le molesta algo, o si se siente incómodo. Pero te lo hará notar a su manera: ¡Llorando!

Si el bebé llora, algo le pasa; puede ser hambre, sed, incomodidad, mucho frío, mucho calor, molestia. Si tienes controlado el horario de comida, y llora fuera de ese horario, es porque le incomoda algo.

Así que, pruébale la ropita que le compraste, o el gorro de lana que viste perfecto para él, pero dale tiempo para ver su reacción: si llora, de seguro le incomoda, ¡así que cámbialo!

Planifica el recambio de ropa

Siempre debes estar preparada con ropita adicional a la hora de pasear con tu bebé, sobre todo en primavera, donde hay cambios imprevistos del clima.

Para eso, debes hacerte de una buena pañalera donde poner todo lo que necesitas, y varias prendas de ropa para la ocasión.

Recuerda que toda la ropa de tu bebé debe ser cómoda, pero también que sea capaz de protegerlo de la inclemencia del clima.

Usa un coche de bebé con todo lo necesario

Muchos coches de bebés vienen con espacio adicional para la pañalera, bolsillos e incluso se le pueden adaptar accesorios adicionales.

Entre estos accesorios adicionales, no puede faltar el protector para lluvia y sol. En primavera, tu bebé debe estar protegido, y estos protectores se hacen imprescindibles.

Existen protectores de todos los tamaños, formas y medidas. En tiendas del bebé, puede encontrar algunos modelos que te pueden servir.

Por ello, visita ahora el enlace de la web y compruébalo tú misma: https://www.tiendasdebebe.com/23-protectores-lluvia-y-sol

Ponle gafas de sol a tu bebé

Este es un accesorio que no debes olvidar. Los ojos de tu bebé son especialmente delicados, y si es un día de sol, debes protegerlo de los rayos UV.

A algunos bebés les fascina usar sus gafas de sol, mientras otros, no las toleran. Sobre todo, porque no les gusta tener nada en su cara. Así que debes prestar atención en el tipo de gafas que le compres, que sea cómoda y que se sienta a gusto.

Y recuerda comprar varias gafas, porque los bebés son inquietos y seguro se le caerán o la tirarán al piso. Siempre debes tener un reemplazo a la mano.

Prepárate para la lluvia

Si planificas salir en un día soleado de primavera con tu bebé, no significa que no vayas preparada para una lluvia inesperada. Así que, en tu pañalera, también debes llevar ropita impermeable para el bebé, botitas impermeables y guantes.

Por supuesto, no puede faltar el protector de sol y lluvia para tu coche. No desearás estar en medio de una lluvia repentina sin el protector de coche para tu bebé.

Zapatos y calcetines para la ocasión

Puede ser que tu bebé aun no camine, pero esto no significa que puedes olvidar sus zapatitos, con sus respectivos calcetines.

Al igual que con la ropa, los zapatos y calcetines deben ser cómodos, que no le aprieten, que sean suaves y que lo puedan proteger de un resfriado.

Los materiales para seleccionar sus zapatos son variados, pero debes buscar los que son frescos, cómodos y que se amolden a su piecito, sin apretarlo.

Y si el bebé camina, debes buscar zapatitos que lo protejan al caminar o pararse, sin perder su comodidad.

Consejos para comprar un protector

Es cierto que no siempre es fácil encontrar un buen parasol para el cochecito de tu bebé, pero recordemos que los pequeños son muy sensibles al mal tiempo y especialmente a los dañinos rayos del sol.

Con tantos modelos y marcas en el mercado, la elección puede ser muy difícil para algunos. Pero no te asustes, hemos enumerado algunos criterios y consejos para que elijas el mejor protector para coches de bebé:

  • Recuerda elegir un parasol de cochecito universal que se ajuste a todos los modelos de cochecito.
  • También selecciona un protector que sea de fácil instalación.
  • Comprueba que el bebé está realmente protegido con el parasol. Debe cubrir todo el coche en su totalidad, para garantizar que los rayos UV no afecten al bebé.
  • Adicional a su tamaño, debes comprobar que el material sea realmente anti-UV, de calidad.
  • Ya luego de comprobar la comodidad y seguridad de tu bebé, puedes preocuparte por la combinación de colores, por el tejido y como se ve en el coche.
Abrir chat