Bodies, gorritos, camisetas… la lista de las prendas que componen el armario del bebé parece no terminar nunca, por eso te ayudamos a organizar la ropa y mantenerla en orden.

Para organizar las prendas de un bebé, lo primero que debemos de hacer es clasificarlas. De esta forma, será más fácil a la hora de localizarlas cuando queramos contar con ella rápidamente.

Ropa básica para bebé recién nacidos

¿Quién dice que un bebé no tenga básicos para el día a día? Es fundamental que tengamos controlada la ropa básica de un recién nacido:

  • La ropa interior: los bodies de algodón son lo primero que utilizarán los bebés. Estarán calentitos y protegidos, además, sujetarán bien los pañales. Los bodies hay que tenerlos muy a mano, ya que se usará más de uno al día por los escapes de pipí y caca del pañal, o los pequeños vómitos del bebé.
  • Los monos de cuerpo entero: para salir a la calle o tipo pijamas que solo se utilizan en invierno, porque en verano pueden ir con bodies y las piernas al aire.
  • Patucos para abrigar los pies: serán muy necesarios, al igual que los calcetines, ya que los bebés no necesitarán zapatos hasta que empiezan a andar.
  • Baberos: son indispensables y de primera necesidad, para no tener que cambiar entero al bebé cuando se mancha, así que hará falta un buen surtido.
  • Manoplas, gasas y pañales: serán también necesarias para completar las prendas que necesitará el bebé.
  • Gorros, chaquetas, jerseys, pantalones, leotardos y faldas: son prendas de bebés también necesarias, pero que lo serán menos al principio.

Cómo organizar la ropa del bebé recién nacido

Muchos padres, sobre todo los primerizos, se preguntan cómo organizar la ropa de su bebé recién nacido. Lo más aconsejable es hacerlo mediante una clasificación, es decir, por tallas, con o sin mangas, tipo de tejido, más o menos abrigado.

La ropa que se utilice con una mayor frecuencia se debe guardar en las zonas del armario más accesibles. Es importante retirar las prendas una vez que se hayan quedado pequeñas, así como las que sabemos que ya no vamos a volver a utilizar.

El orden que establezcamos para guardar la ropa se debe mantener, para tenerla siempre identificada y a mano. Además, estaría bien tener las prendas en un lugar cercano al cambiador del bebé.

Cuando viene el cambio de temporada (primavera-verano/otoño-invierno), la ropa que el bebé no se vaya a poner, se puede guardar en lugares menos accesibles.

Cómo guardar la ropa de bebé para que no se estropee

La ropa de un recién nacido es tan diminuta que no necesitaremos mucho espacio. Aunque sí que debemos tenerla bien organizada para que, siendo las prendas tan pequeñitas, no se pierdan y las tengamos siempre a mano, ya que los bebés recién nacidos necesitan muchos cambios al día.

Por eso, creemos que es importante hablar sobre cómo guardar la ropa del bebé para que no se estropee.

Para las ropitas que debido al cambio de estación se dejan de usar, podemos comprar bolsas guarda ropa y de esta forma también ahorraremos espacio.

La ropa que estamos usando para esa temporada podríamos guardarla en los cajones de la cómoda o el armario. Incluso, podemos comprar un organizador con compartimentos y utilizarlo para clasificar pequeñas prendas de ropa interior. 

Lo idóneo es que prendas tales como las camisas y camisetas de los bebés, que tienden a arrugarse, permanezcan colgadas en perchas.

Para eso, es ideal nuestro Burrito Micuna Micossuri. Este burrito es un aliado perfecto para colgar la ropita de vuestro pequeño, además, cuenta con una balda inferior en la que podrás poner jerseys o incluso sus primeros zapatos.

En solo un año de vida, el bebé cambiará de talla en diversas ocasiones, por lo que los cambios de ropa en su armario serán bastante frecuentes y deberemos sustituir ropita más ligera por otra más abrigada o viceversa, aunque manteniendo siempre los básicos.

En solo un año de vida, el bebé cambiará de talla en diversas ocasiones, por lo que los cambios de ropa en su armario serán bastante frecuentes y deberemos sustituir ropita más ligera por otra más abrigada o viceversa, aunque manteniendo siempre los básicos.

En solo un año de vida, el bebé cambiará de talla en diversas ocasiones, por lo que los cambios de ropa en su armario serán bastante frecuentes y deberemos sustituir ropita más ligera por otra más abrigada o viceversa, aunque manteniendo siempre los básicos.

En cuanto a la higiene a la hora de almacenar la ropa, es favorable que la lavemos antes de guardarla. Algo que creemos que funciona es comprar cajas herméticas y utilizar bolsas al vacío, son muy buenas opciones para almacenar ropa que, de momento, no se va a utilizar, y evitar que estas puedan coger polvo o humedad.

Ideas para organizar el armario del bebé

Como hemos dicho, es importante clasificar, en la medida de lo posible, por tallas y por temporadas, así que te proponemos unas ideas para organizar el armario de tu bebé.

Una primera clasificación por tallas sería la primera puesta, de uno a tres meses, de 6 a 9 meses y de 9 a 12 meses, así se habrá cumplido el ciclo de un año, y veremos qué ropa podemos ir dejando de utilizar.

Una segunda clasificación sería por temporada, otoño-invierno o primavera-verano. Incluso es aconsejable hacer etiquetas que identifiquen las prendas, si las vamos a almacenar en bolsas o cajas, y de esta manera, poder para cuando necesitemos hacer algún cambio o necesitemos de una prenda en concreto.

Es importante saber que, efectivamente, el bebé va a cambiar de ropita hasta unas 5 veces al año, dependiendo de su crecimiento, por lo que no es aconsejable estar comprando demasiada ropa que luego se le quedará pequeña y que no va a poder utilizar.

Del mismo modo, y si vamos a recibir regalos de amigos y familiares, es muy conveniente escoger qué tallas vamos a necesitar, para no tener demasiadas de primera puesta y muy pocas de 6 meses en adelante, por ejemplo.

En nuestra tienda podrás encontrar todo tipo de artículos para la organización de la ropita de tu bebé, desde cómodas hasta sinfoniers, que, además, tienen la gran ventaja de tener dos funciones maravillosas: ejercen de cambiador y de almacenaje.

De este modo, optimizamos al máximo el espacio en casa, pero seguimos manteniendo el orden y el control de toda la ropita. ¡Aprovecha las prácticas funciones que nuestros muebles ofrecen para el cuidado de tu bebé!

Abrir chat