El momento de pasar del capazo a la trona es uno de los más trascendentales en la vida de un bebé. Llega el momento de empezar a comer todos juntos, compartiendo en familia una costumbre diaria que fortalecerá aún más los lazos.

Vamos a empezar por el principio, ¿sabemos exactamente qué es una trona de bebé y cuál es su función? Pues bien, a grandes rasgos una trona es una silla adaptada y segura que sitúa al bebé a la altura de una mesa de adultos normal. 

Se trata de un elemento versátil que no solo te permitirá que tu bebé esté sentado con seguridad, con una bandeja delante donde podrás apoyar su comida, sino también ponerle materiales de juego y poder interactuar con él desde una perspectiva distinta.

Las tronas se utilizan cuando el bebé puede sentarse por sí mismo que, suele ser, aproximadamente a partir de los 6 meses de vida. De esta forma, también coincide con el periodo de introducción de la alimentación complementaria. 

Son bastantes los motivos por los que es útil comprar una trona para el bebé:

  • Autonomía que brinda al bebé.
  • Ampliación del campo visual de los padres a la hora de dar de comer a su bebé.
  • Comodidad tanto para el bebé como para los propios padres.
  • Gran seguridad: tienen un sistema de fijación para no moverse del lugar en el que se coloquen, además de incorporar los arneses de rigor para evitar que el niño se deslice hacia delante.
  • Gran variedad: una multitud de tipos de tronas que se adaptarán a tus necesidades y a las de tu bebé, por supuesto.
  • Producto económico: el precio nunca será la excusa para tener una trona para tu bebé.
  • Unión familiar: la trona crea lazos entre la familia, ya que puede ser colocada allá donde estéis.

Tronas para bebé

Bien, ahora que hemos visto qué es una trona, cuál es su uso y sus ventajas, vamos a ver, a continuación, las mejores tronas de bebé que encontrarás en el mercado y que además, podrás encontrar en nuestra tienda.

Tronas de madera

Una trona de madera tiene una característica que las identifica frente a otras opciones del mercado: su estética. Y es que la madera casa a la perfección con cualquier tipo de elemento decorativo del hogar, le confiere una gran resistencia a la trona y, por lo general, es un material muy sencillo de limpiar.

Un ejemplo de este tipo de producto puede ser la Trona Minicuna Troya Waterwood gris/natural. Esta trona se convertirá para vosotros en la protagonista de cualquier estancia a la que vayáis. Su combinación de líneas curvas y rectas la hace una trona sofisticada y estilosa.

Tronas de viaje

Las tronas de viaje son elevadores de mesa o incluso hinchables y se utilizan, como su propio nombre indica, para cuando viajes con tu bebé, o bien, estés fuera de casa y quieras llevártela contigo.

Este tipo de tronas son fáciles de transportar y pueden adaptarse fácilmente a cualquier tipo de silla.

Un ejemplo es la Trona de viaje Fast Inglesina. Es plegable, ligera y muy cómoda de transportar. Esta trona permite al niño sentarse a la mesa como un adulto en cualquier lugar. Es apta para la mayoría de las mesas, su sistema de fijación permite que se adapte a mesas de hasta 8,5 cm de grosor.

Cuando no se usa, se pliega y se guarda en su bolsa de transporte, además cuenta con un bolsillo trasero porta objetos para las cositas del bebé.

Suele tener estas dimensiones:

– Abierta: 35 x 27 x 42 cm (ancho x alto x profundidad).

– Cerrada: 35 x 10 x 42 cm (ancho x alto x profundidad).

Tronas evolutivas

Son aquellas que evolucionan con el bebé. Su estructura está diseñada para ir creciendo junto al peque y pasan de ser trona a silla.

En esta categoría, está muy de moda y encaja con las tendencias en diseño de interiores de la actualidad.

Un ejemplo de este tipo de tronas sería la Trona Stokke Clikk – Verde. Este producto satisface todas las necesidades del bebé y de los papis. Tiene un diseño precioso y además, es muy fácil de usar y lo mejor que tiene es que es perfectamente apta para viajes. ¡Algo que seguramente gustará mucho a los papis!

Marcas de tronas para bebé

Existen muchos modelos diferentes adaptados a las necesidades de cada familia, podríamos decir que las marcas de tronas para bebé más demandadas son:

Tronas Stokke

Las tronas Stokke pueden ser usadas por tu bebé desde que es un recién nacido hasta ser un adulto, por eso es la silla que necesitas.

Una de las cosas que más destaca de este producto es su diseño ergonómico y la gran calidad de sus materiales que hacen que sea prácticamente indestructible.

Gracias a su gran variedad de accesorios, podrás ajustar la silla a las necesidades que tenga tu hijo en cada etapa.

Tronas MIMA

Las tronas MIMA acompañarán a tu hijo en sus etapas de crecimiento. Se puede utilizar desde el nacimiento del bebé como hamaca, como trona y, en el futuro, como silla junior, hasta que el niño pese 45kg.

Diseño, confort y funcionalidad son las características principales de este tipo de tronas.

Tronas INGLESINA

Las tronas Inglesina son un gran aliado desde las primeras comidas. El asiento tiene un excelente acolchado que ofrece al niño toda la comodidad posible.

La higiene y la practicidad están garantizadas en este tipo de tronas, gracias a los materiales que la componen. Pueden limpiarse en un instante, con una simple esponja, además, la bandeja es completamente extraíble para una limpieza completa.

Tronas PEG-PEREGO

La marca de origen italiano Peg-Perego nos ofrece una trona que podremos usar desde el primer momento porque está homologada para recién nacidos.

Se trata de una pieza ligera, con siete posiciones en altura y un asiento que se reclina en cinco posiciones, prácticamente hasta quedar horizontal, para poder dormir la siesta justo después de terminar la comida, por ejemplo.

Este tipo de tronas resulta bastante compacta y fácil de guardar, y tiene dos ruedas en las patas traseras para transportarla.