El saco de dormir de bebé es el único elemento que garantiza a tu bebé una noche de sueño seguro. Además, le permite moverse libremente durante la noche sin descubrirse a sí mismo ni resfriarse.

El saco de dormir permite que los niños permanezcan calientes sin riesgo de asfixia. Se utiliza desde el nacimiento y se puede utilizar hasta que el niño ya es grande.

Debemos que tener en cuenta que antes de cumplir un año de edad, se deben evitar las almohadas, las mantas, las sábanas y la ropa de cama. El bebé sólo necesita dormir en un saco de dormir, lo que le permitirá respirar bien mientras duerme, sin riesgo de quedarse atrapado bajo una manta o almohada.

¿Cuándo usar el saco de dormir para el bebé?

Los sacos de dormir son recomendables desde recién nacidos y es una de las opciones más seguras a la hora de dormir.

En cuanto a la edad hasta la que se puede alargar el uso de los sacos, suele oscilar en torno a los 3 o 4 años. Cuándo ya el niño tiene cierta autonomía y estos sacos para dormir pasan a ser incómodos para ellos.

¿Cómo elegir el saco de dormir para el bebé?

Como sabemos, los bebés tienen la piel súper delicada, y como queremos lo mejor para ellos, lo mejor es apostar por el algodón orgánico: los tejidos tienen la máxima suavidad y comodidad, son muy transpirables y libres de sustancias tóxicas y nocivas y abrigan sin hacerlos sudar.

Saco de dormir para bebé: ¿Qué tamaño necesita mi bebé?

Un saco de dormir para bebés puede ayudar a tu hijo a dormir seguro y tranquilo durante la noche. Sin embargo, para que el saco de dormir proporcione suficiente protección, debes comprar el tamaño correcto. Entonces, ¿Qué tamaño de saco de dormir es el ideal para mi bebé?

Si el saco de dormir es demasiado grande, existe el riesgo de que tu hijo se deslice hacia dentro de él. Sin embargo, si es demasiado pequeño, no proporciona suficiente espacio para que tu bebé patee y se estire.

También, los sacos de dormir se calientan con la temperatura corporal del bebé, así que si son muy grandes, se escapará mucho calor y tu hijo puede sentir frío.

Por otro lado, el calor puede acumularse si el saco de dormir es muy pequeño. Por lo tanto, es muy importante que tengas presente que un niño nunca debe crecer y seguir usando el mismo saco de dormir.

Deberás comprar el tamaño correcto y sólo cambiar el saco de dormir una vez que tu hijo lo haya superado.

El tamaño adecuado de saco de dormir para bebés, según la edad, suele ser:

  • Saco de dormir de 70 cm: es ideal para bebés de hasta 6 meses. Este tamaño puede ser usado incluso por bebés más pequeños, pero recomendamos que el peso del bebé sea de al menos cuatro kilos.
  • Un saco de dormir de 90 cm: es adecuado para bebés de hasta 18 meses. Este tamaño es correcto para bebés que miden entre 70 y 90cm de altura.
  • Saco de dormir de 110 cm: es adecuado para bebés de hasta 48 meses.

Los sacos de dormir también pueden ser una excelente opción para niños un poco más mayores.

Saco de dormir de bebé de verano

Es importante encontrar el equilibrio entre la temperatura de la habitación del bebé y la resistencia térmica de la prenda con la que lo vayamos a arropar.  Por eso, una buena idea es usar un saco de dormir de verano para tu bebé, ya que le ayudará a coger una temperatura óptima para su descanso.

Existen sacos de dormir de bebé de verano que son de manga corta. ¡El confort está asegurado para tu pequeño!

Saco de dormir de bebé de invierno

A diferencia de los sacos de dormir de bebé de verano, los de invierno suelen ser más gruesos, debido a las bajas temperaturas de esa estación. Es recomendable usarlos para que el bebé se sienta calentito y cómodo en casa sin necesidad de ir tan abrigado.

Sacos capazo bebé

Otro tipo de sacos son los de capazo. Este tipo de sacos para bebé son muy útiles para colocarlos en el carrito o silla del coche, sobre todo si es recién nacido, ya que hay que cuidar más su temperatura.

Los sacos capazo de bebé son uno de esos productos imprescindibles que te ayudan a cuidar de tu bebé y sin los que no podrás salir de casa.

 

 

 

 

 

 

 

En Doña Coletas tenemos multitud de diseños de sacos de dormir para bebé, para que puedas elegir el que más se adapta a tu peque.

¡Visita nuestra tienda y elige el tuyo!