¿Estás pensando en comprar una cuna para tu bebé? Para ello, es importante saber qué medidas son las adecuadas para el correcto descanso de tu pequeño.

No hay una única medida que pueda usarse como referencia a la hora de comprar una cuna debido a la gran variedad de cunas para bebés que existen.

Existen muchas opciones en relación con el tamaño, dependiendo del tipo de cuna al que nos refiramos, estas medidas pueden ir desde los 45 x 80 centímetros que miden los moisés o las minicunas hasta los 140 x 70 centímetros de media.

Cada una de ellas está diseñada para proporcionar al bebé un lugar de descanso cómodo y seguro acorde a su edad, por lo que sus dimensiones irán aumentando al mismo tiempo que crece el bebé.

Cuna de 60 x 120

La cuna de 60 x 120 tiene las dimensiones estándar para la cuna de tu bebé, ya que es una de las cunas que más compran los padres para sus bebés.

La medida de cuna de bebé estándar puede variar en el exterior en función del diseño, pero en la gran mayoría de los casos, deja un hueco útil en su interior para un colchón de 60×120 cm.

En ocasiones, este hueco interior es ligeramente superior, por si se quiere vestir la cuna. Pero nunca es recomendable que haya una diferencia de más de 2 cm de distancia entre el colchón y la cuna, ya que puede existir el riesgo de que alguna extremidad del bebé pueda quedar atrapada en ese hueco, lo que pondría gravemente en riesgo su seguridad.

Minicunas

También hay otros tipos de soportes cada vez más comunes que se utilizan para colocar a los bebés recién nacidos, como son las Minicunas o los moisés.

Las minicunas son cunas pequeñitas, con el espacio aún más reducido que las cunas normales, pero que permiten que los bebés puedan sentirse protegidos.

Así que si estás pensando en hacerte con uno de ellos para cuando nazca tu pequeño, es importante que conozcas las medidas más comunes, para poder buscar así un colchón apropiado, que le proporcione un descanso seguro.

El moisés es esa cuna pequeña, tipo capazo, que normalmente se diferencia de la minicuna, porque tiene esquinas redondeadas. Su estructura suele ser muy flexible y suelen ser fáciles de mover. Precisamente por este motivo son muy útiles al principio, ya que nos permiten tener al bebé cerca en todo momento.

Al igual que los moisés, las minicunas, permiten una gran flexibilidad a la hora de mover al bebé de una zona a otra de la casa, de una manera cómoda y sencilla. Pero se recomiendan más para casas de una sola planta, ya que es incómodo subirlas de un piso a otro.

La principal diferencia con los moisés radica en que suele llamarse minicuna a la cuna pequeña que tiene esquinas rectas. Igual que ocurre para el resto de los soportes, las medidas exteriores varían según las diferentes marcas, pero en cuanto al interior, lo normal es que el hueco que haya para colocar el colchón sea de 80×50 cm.

Algo muy importante que se debe tener en cuenta es que este tipo de cunas tan sólo debe usarse cuando los bebés son muy pequeños y aún no saben arrodillarse ni sentarse solos.

Maxicunas 70 x 140

Otra opción muy frecuente para algunos padres que prevén una estancia más prolongada de sus pequeños en la cuna, es el uso de una maxicuna. Las medidas para esta cuna de bebé son más grandes y espaciosas, lo que le permite al niño moverse con flexibilidad dentro de la misma.

Como ocurre con la cuna 60 x 120, pueden tener en su exterior, diferentes dimensiones, debidas a su más o menos original diseño, pero lo que sí está estandarizado es el hueco útil destinado al colchón.

La medida de este espacio es de 70×140 cm, y sobre todo cuando el bebé es muy pequeño, hay que tener en cuenta que el colchón que va a colocarse dentro debe rellenar lo máximo posible el lugar destinado para él.

De esta manera, estaremos aportándole a nuestros pequeños, una mayor seguridad durante el descanso.

Cunas de colecho

Cada vez más personas utilizan este tipo de cunas durante los primeros meses.

Además, resultan muy cómodas para bebés lactantes, ya que durante la noche no es necesario que los padres se levanten para dar de comer al pequeño.

La medida para la cuna de bebé colecho suele ser de 120 x 60 cm. Cuenta con unas dimensiones muy útiles tanto para padres como para el propio bebé.

Este tipo de cunas ayuda a los padres a controlar y vigilar al bebé durante su descanso, además, les permite estar más cerca del pequeño en cualquier momento.

Cunas de viaje

La cuna de viaje está especialmente diseñada para dormir fuera de casa, por ejemplo, cuando salimos de viaje o para dejarla en una segunda residencia.

Tiene 4 paredes, habitualmente dos de ellas opacas y las otras dos con una ventana elaborada en malla. En la mayoría de los modelos, el colchón puede ponerse en dos alturas: una altura más alta para los primeros meses y una altura más baja para cuando el bebé es mayor.

Suelen incluir arco de juegos con varios muñecos para que el bebé se relaje y se duerma con mayor facilidad. También incorporan ruedas para moverla de una habitación a otra.

La medida de cuna de bebé de viaje es de 120 x 60 cm, normalmente.

Aunque las cunas de viaje están destinadas para dormir al bebé fuera de casa, también pueden usarse como parque de juegos utilizando la altura del colchón más baja. No están especialmente diseñada para jugar, pero sí son seguras para que, si queremos, podamos utilizarlas como parque.

Si disponéis de poco espacio en casa, te recomendamos elegir una cuna de viaje pues podrá darle los dos usos: para dormir y como parque.

Si, por el contrario, dispones de espacio en casa, te recomendamos adquirir una cuna para dormir y un parque para el juego, y así cumplir la función exacta de cada una.